Avro 694 Lincoln modificado Cruz del Sur





Bombardero pesado cuatrimotor Avro 694 Lincoln, incorporado a la Real Fuerza Aérea (RAF) con la matrícula RE 350. Los últimos ejemplares le fueron entregados en 1951, siendo el último bombardero a pistón que tuvo en servicio la RAF, aunque no llegó a participar en la II Guerra Mundial. La Argentina adquirió en 1947 treinta unidades que fueron trasladadas en vuelo.

El B-003 no arribó con el conjunto del grupo sino que permaneció en Inglaterra para ser convertido a transporte de largo alcance, proceso que duró más de un año y fue realizado por Avro en sus instalaciones de Langar.

Exteriormente se suprimieron las torretas anteriores, posteriores y dorsales. Se suplantaron las primeras por una naríz y cola del Lancastrian y se instaló en el interior un tanque de combustible de proa y otros tres en el compartimiento de bombas, elevando la cantidad a 4.615 galones. Se lo dotó también de un instrumental más completo.

Arribó a la Argentina el 1 de marzo de 1949 y fue asignado al Regimiento 1 de Bombardeo con asiento en Villa Reynolds. El 8 de febrero de 1950 se lo matriculó como LV-ZEI en el Registro Nacional de Aeronaves, comenzando a volar para el Ministerio de Aeronáutica que lo bautizó Cruz del Sur. Fue enviado al Reino Unido para completar su equipamiento y adaptación a vuelos polares, entre otros la colocación de deshieladores, lo que no se hizo. Siguió siendo un Avro 694 y las modificaciones introducidas fueron equivalentes al Aries II de la RAF utilizado para vuelos al Círculo Polar Artico.

El Ministerio de Aeronáutica dispuso en junio de 1950 que el avión sería mantenido por el Instituto Aerotécnico y volado por tripulaciones del Regimiento 1 de Bombardeo, si bien realizaría tareas de transporte aéreo.

El 19 de diciembre de 1950 voló desde Río Gallegos hasta la vertical de la base antártica General San Martín, donde efectuó el lanzamiento de víveres, continuó hasta el paralelo 70ºS y retornó a Río Gallegos totalizando 12:22 hs. de vuelo, protagonizando el primer sobrevuelo antártico de la FAA. Continuó realizando penetraciones antárticas en los años siguientes y el 26 de marzo de 1953 llegó nuevamente hasta la vertical de la base General San Martín para realizar lanzamiento de víveres, medicamentos, correspondencia y otros efectos.

Dos días más tarde participó con el Douglas DC-4 T-45 de la Operación Bandeja, trasladando ayuda humanitaria a Turquía por el sismo ocurrido en el norte de ese país, siendo la primera travesía de aeronaves de la FAA hasta un país euroasiático.

El 23 de noviembre de 1955 durante el aterrizaje en el Aeroparque tuvo daños de magnitud que fueron reparados. El 1 de febrero de 1958 se le asignó la matrícula T-68 y fue transferido a la I Brigada Aérea. El 22 de julio de 1959 se lo rematriculó como T-101, en el Taller Regional Río Cuarto se le colocaron 21 asientos de una fila por lado y fue asignado a los servicios CAME. El 13 de julio de 1961 sufrió un accidente en el aeropuerto de El Aybal (Salta) con daños en el 90% de su estructura, quedando definitivamente fuera de servicio. Se rescató, entre otros elementos el sextante periscópico que fue utilizado por el TA-33 y las unidades de cola y nariz que se le colocaron al Avro Lincoln B-022.

La envergadura era de 36,57 metros, el largo 23,86 y la altura 5,27 m. Estaba propulsado por cuatro motores Rolls Royce Merlin 621-15 de 1.750 hp cada uno que movían hélices cuatripala. El peso vacío era de 19.530 kg. y el PMD 33.750 kg.. La velocidad máxima, a 5.600 m de altitud 510 km/h. y la de crucero 344 km/h a 6.000m. El techo de servicio 9.296 m. y con la máxima carga de combustible tenía una autonomía de 18 horas.