Fokker F-27 Troopship y Friendship





En agosto de 1968 la FAA arrendó dos aeronaves F-27 a una aerolínea africana para la instrucción del personal de mantenimiento y de las tripulaciones que traerían al país las 8 aeronaves Fokker F-27 Mk 400 Troopship (versión militar) adquiridas en la fábrica de Holanda. A las dos arrendadas, matriculadas originariamente T-79 y T-80 se les modificó posteriormente a T-41 y T-42 al ser adquiridas.

Durante 1969 arribaron a El Palomar los 8 aviones F-27 Mk 400 Troopship, matriculados TC-71 a TC-78 y pasaron a integrar el Escuadrón IV del Grupo 1 de Transporte de la I Br Ae, pintados de blanco la parte superior y gris metalizada la inferior.

El 29 de octubre de 1969 el TC-77 trasladó desde Río Gallegos la comitiva para la inauguración de la base antártica Marambio, siendo el primer avión de su tipo en operar con ruedas sobre la congelada meseta de la isla. El 2 de diciembre la misma aeronave se accidentó durante el aterrizaje en Marambio, sin consecuencia para la tripulación y pasajeros. Al año siguiente, el 10 de junio, se accidentó en Perú el TC-75 mientras realizaba tareas de ayuda humanitaria, pereciendo la tripulación.

En 1972 se adquirieron otras dos aeronaves Fokker F-27 Mk 600 Friendship, versión comercial, matriculados T-43 y T-44. Uno de estos, el T-43 inauguró el 15 de noviembre de 1972 la pista de aluminio construída por la FAA en las Islas Malvinas, reemplazando a los anfibios Albatross en los vuelos LADE a las islas.

Monoplano de ala alta, con una envergadura de 29 m, un largo de 23,56 y una altura de 8,50 m. está propulsado por dos turbohélices Rolls Royce Dart R Da7 Mk 532-7 de 2.050 shp cada una. Tiene un peso vacío de 11.230 kg. y un PMD de 19.730 kg. La velocidad máxima de crucero es de 475 km/h a 6.000 m. y la de crucero económico 435 km/h. El techo de servicio es de 9.000 m. y el alcance 1.810 km. La versión militar puede transportar 40 soldados o 24 camillas y la Mk 600 44/48 pasajeros.

Fueron utilizados para vuelos logísticos, transporte de personal, STAM, LADE y CAME y también para los vuelos de aerocooperación con Ejército.

El 16 de marzo de 1975 el Escuadrón IV tuvo su segundo accidente fatal cuando el TC-72 –que realizaba un servicio LADE-, impactó contra el cerro Pilcaniyeu, realizando la entrada por instrumentos a Bariloche, con el saldo de 52 fallecidos.

En agosto de 1975 se adquirió usado un Mk 400 matriculado TC-79, que se lo modificó a Mk 600 y se lo rematriculó T-45. Tres años más tarde se incorporó un Mk 400 al Area de Material Córdoba con la matrícula TC-79. A fines de 1981, en noviembre, se trasladaron en vuelo desde Holanda dos Mk 400 con las matrículas TC-72 y TC-75, los que integraron el VI Escuadrón creado en la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia, a los que se sumó el TC-79 del Area Material Córdoba. La I Br Ae le transfirió al AMCBA el TC-74, aunque esta aeronave regresó nuevamente al Escuadrón IV en 1984.

En 1990, la I Br Ae transfirió el TC-73 y T-45 a la IX Br Ae y luego el T-44. En mayo de 1997 se desprogramó el T-42 por venta a CATA. El 21 de setiembre de 1999 el Escuadrón IV se trasladó a la II Br Ae.

Otros dos accidentes fatales ocurrieron con F-27, uno de ellos protagonizado por el TC-72 perteneciente al Escuadrón VI de la IX Brigada Aérea, el 28 de noviembre de 1995 mientras volaba desde Villa Reynolds a Córdoba, al impactar contra las Sierras Grandes con un saldo de 53 fallecidos. El otro sucedió el 17 de mayo del 2001 con el TC-76 de la II Br Ae durante el despegue de Mendoza, por plantada de motor e impacto contra el suelo con los cuatro tripulantes fallecidos. En ambos casos hubo destrucción total de los aviones.