Airspeed S 65 Consul





Seis bimotores, adquiridos por el Ejército en 1946 como ambulancia, fueron operados por la Agrupación Transporte, a cuya dotación pertenecían y luego por el Regimiento Nº 1 de Transporte Aéreo, y transferidos en junio de 1948; tres a las bases Coronel Pringles, El Plumerillo y Reconquista y los otros tres (S-11, S-12 y S-13) a la Dirección General del Material Aeronáutico para su posterior transferencia a la Dirección General de Aeronáutica Civil.

De origen inglés, derivado del Airspeed A.S. 10 Oxford de la misma fábrica, luego de la guerra se ideó una conversión fácil y barata para transformar 150 unidades en transporte civil. Estas modificaciones dieron como resultado la versión del Consul, que incluyó dos ventanillas más en la cabina, una reforma de la unidad de cola, el agregado de una mampara entre el puesto de pilotos y la cabina y una ligera modificación de la nariz.

El Consul era un monoplano de madera, ala baja, equipado con dos motores Armstrong Siddeley Cheetah X radiales de 395 hp, con una envergadura de 16,25 m. y un largo de 10,77 m. Tenía un peso vacío de 2.743 kg., una carga útil de 999 kg. y un PMD de 3.742 kg. Llevaba dos tripulantes y dos camillas con dos puestos para médico y enfermero. Podía desarrollar una velocidad máxima de 305 km/h, crucero 250 km/h, con un alcance de 1.450 km. y un techo de servicio máximo de 5.791 m.

Como dotación de la Agrupación Transporte, producía sensibles diferencias no sólo de instrucción y operación, sino también de mantenimiento.